LOS MEJORES ALUMNOS TAMBIÉN SUFREN FRACASO ESCOLAR

El trabajo de James Clerk Maxwell fue la bisagra que cambió la historia de la ciencia. Y con la ciencia, nuestra visión del mundo. Su formulación audaz explicó toda la fenomenología que escapaba a las leyes newtonianas. Y al hacerlo, le dio a la humanidad nuevos espacios desde los que trazar su cosmovisión. La educación necesita una bisagra eficaz: hay que detonar el cambio. La escuela del 2020 no existe, y no saldrá de las mejores escuelas de hoy. La escuela del 2020 nacerá de la gestión eficiente y profunda de la crisis de su actual modelo. El fracaso escolar entendido como el problema que afecta a tantos malos estudiantes, es solo un síntoma del verdadero fracaso escolar, que es el agotamiento del modelo educativo vigente. Hay que migrar de paradigma, rediseñar la institución y el aula de clase. PISA recoge de manera casi unánime las necesidades de un sistema educativo adaptado al siglo XXI, pero la escuela no asume bien el diagnóstico ni se responsabiliza de él.  Desde PROED, proyecto madre de Maxwell School, llevamos años trabajando en los márgenes del sistema educativo. Recogiendo cientos de casos de chicos que viven en la pesadilla de ser malos estudiantes. Evaluamos su punto de partida y recorremos con ellos el camino de salida desde ese terrible infierno. Nos han enseñado mucho. Hemos aprendido que el fracaso escolar no tiene un perfil: afecta a alumnos de todo el espectro de capacidad intelectual, incluidos los extremos; se presenta en chicos y chicas de cualquier edad, con multitud de intereses y caracteres. No deja a salvo tampoco a ninguna clase social y ni...

¡El jardín de Maxwell School empieza a cobrar vida! Maxwell School´s garden is coming to...
We use cookies to ensure that we give you the best experience on our website.
More about our cookies
Ok